Para facilitar la velocidad de carga en una tienda online podemos seguir los siguientes consejos:

20140121124322.e_commerce

1.  Optimiza las imágenes. Lo ideal es que las páginas estén por debajo de los 400kb, el aumento de este peso generalmente es debido a las imágenes.

2.  Revisa qué es lo que sucede en tu web. Revisa si hay algún plugin o script de más; intenta reducir el número de consultas o comprime el CSS.

3.  Unifica los archivos de pequeño tamaño. Para que la velocidad de carga sea mayor puedes crear un solo fichero con el CSS, otro para todo el javascript, etc.

4.  Elige bien al programador. Probablemente esta sea la decisión clave para que la página se cargue a una velocidad óptima. Muchos utilizan cantidad de recursos complicadísimos que no hacen otra cosa más que ralentizar la web.

5.  Aloja tu web en un servidor con referencias. Contrata el servicio de hosting con un proveedor que pueda ofrecerte las máximas garantías.