Diseña tu web para que el usuario obtenga una experiencia de calidad, encontrando lo que busca fácilmente

usabilidad web, diseño web, posicionamiento SEO, marketing de contenidos

Ofrecer al visitante de tu web una buena experiencia como usuario tiene cada vez un impacto mayor en el posicionamiento de buscadores. A Google le interesa que los usuarios utilicen cada vez más su buscador y, para conseguirlo, debe hacer que cualquiera que haga una búsqueda quede satisfecho con los resultados que obtiene


Las señales de rastreo que deja el usuario y la calidad de su experiencia son cada vez más importantes para Google, que tiene en cuenta todo lo que sucede en las búsquedas, siendo uno de los factores SEO más determinante


Reglas básicas de usabilidad web:

  • Define una buena navegación. Sea del tamaño que sea, tu web debe tener una navegación intuitiva y bien estructurada. Los contenidos importantes deben encontrarse fácilmente desde el menú principal para que el visitante esté cómodo navegando. Recuerda que todos los elementos de la HOME deben enfocarse al usuario y a la conversión, ya que generalmente es la página que más tráfico recibe, por lo que hacerla atractiva es fundamental. Debe permitir que todos los banners, imágenes y/o vídeos ayuden a generar rentabilidad, tráfico, atracción, o cualquiera de los objetivos que hayas definido
  • Ayuda al usuario a través de una interfaz intuitiva. La interfaz tiene que requerir un mínimo proceso de aprendizaje y resultar amigable. No compliques lo sencillo, ya que no todos los usuarios se manejan igual por una web. Incluir botones con mensajes de ayuda le facilitará su comprensión y manejo
  • No cambies el diseño o plantilla según la página a la que vaya. Tampoco caigas en el error de cambiar de dominio cuando el usuario llega a tu tienda online. Este error, demasiado común en muchas webs, perjudicaría seriamente al posicionamiento y finalidad que pretendes conseguir
  • Sé concreto. Dale facilidad en las opciones a la hora de elegir o de realizar alguna acción en la web. Lo más importante debe ponerse arriba evitando que se haga mucho scroll para facilitarle la tarea. Identifica las zonas en las que los usuarios hacen click en tu web a  través de los "mapas de clicks". En breve te explicaremos su funcionamiento, pero para que te hagas una idea gráfica de su sentido, observa la suguiente imagen que muestra el mapa de calor de una página web a través de los clicks realizados por los usuarios:


mapa visual de clicks

  • Solicita la información que sólo sea necesaria. El exceso de solicitud de información puede tirar para atrás a un usuario
  • Corrige los errores. Los errores dan mala imagen al usuario y si no los corriges, tus tasas de conversión bajarán. Testea tu sitio web y mejóralo (no olvides que tu web es tu escaparate en internet). A menudo, la aparición de continuos errores a lo largo de todo el sitio hacen que los usuarios no puedan comprar en una tienda online, ni incluso seguir navegando por una página web. Además, si tienes una tienda online ten especial cuidado con el carrito de la compra, ya que es una zona muy sensible donde asegurarse de que todo está funcionando correctamente. Por otra parte, ten en cuenta que los formularios son el principal sitio donde se producen los errores: teléfono, código postal, dirección, datos de facturación y/o datos de entrega… si algo falla, el usuario se va, y lo hará justamente en el momento en que está comprando
  • Diseño web “responsive”. La usabilidad móvil es algo que tendrás que empezar a trabajar desde ya. Tus clientes potenciales van a llegar a ti desde el móvil o tablet, por lo que si tu web no es “responsive” o adaptable no te leerán adecuadamente y abandonarán tu página. Asegúrate de que tu web funciona correctamente en todos los navegadores
  • Incluye "llamadas a la acción". Utilízalas para atraer a los usuarios a realizar una determinada acción (generalmente enfocada a la venta, al contacto con tu empresa, o cumplimentación de un formulario). Hazlas muy visuales y gráficas, pues su índice de eficacia es muy alto
  • Evita las distracciones visuales. Focaliza el mensaje para que el usuario no se pierda entre tanto contenido y no olvides incluir siempre la información corporativa. Es necesario que sepa quién está detrás de la web, a quién debe dirigirse, cómo contactar, etc. También es muy importante tener una buena página tipo “quienes somos” y “contacto”. Incluye las diferentes maneras de contactar en todas las páginas, por ejemplo en el footer
  • La rapidez es imprescindible. Aquellos sitios cuya velocidad de carga es demasiado lenta, hacen que los visitantes abandonen. Está comprobado que si un sitio web tarda más de 20 segundos en cargarse, el 80% de sus visitantes no llegará a verlo
  • Integra las redes sociales. Integra las más conocidas (Facebook, Twitter, Google+, Pinterest...) en tu blog, en las páginas de producto o de servicio, y te ayudarán a crear una comunidad de usuarios en torno a tu empresa y a mejorar tu imagen de marca. Por otra parte, tu web también será cada vez más visible en los buscadores y mejorará tu ratio de conversión a ventas
  • Humaniza la web. Genera confianza y seguridad. Si tienes una tienda online, incluye opiniones de otros usuarios que ayuden a determinar la compra de tus servicios o productos. También los elementos identificativos como la seguridad de tu web (SSL), sellos de confianza y de compra segura, se valorarán positivamente
  • De la misma forma, no olvides que tu web esté diseñada según las actuales tendencias de diseño del momento. Toda la web en su conjunto debe presentar un diseño atractivo, lo que generará una percepción positiva en el usuario